Carta a un marido que no valora a su mujer

Desafortunadamente, el esposo puede tener un comportamiento que no es ideal en una relación, como no valorar a su esposa.

Este comportamiento de no valora a la esposa, se convierte en un verdadero infierno dentro de la relación, por lo que es necesario llamar al marido la razón.

Hoy preparamos una carta abierta al esposo que no valora a su esposa, para que se replantee sus actitudes.

En estas situaciones, siempre es mejor recurrir al diálogo pacífico, evitando ser agresivo en las palabras, y no solo victimizarte, sino también mostrar tu amor y respeto.

Carta a un marido que no valora a su mujer

"Mi amor,
Todo matrimonio tiene sus altibajos. Sé que a veces tenemos malentendidos, pero estoy decidido a eliminarlos tanto como sea posible.

Me siento tan bendecida de tenerte como mi esposo y no puedo soportar la idea de perderte sin importar lo que pase entre nosotros.

Sé que a veces tendremos nuestras diferencias, pero al poner nuestra fe y confianza en Dios durante estos tiempos difíciles, todo saldrá bien.

Sé que no importa la situación, no importa lo difícil que sea, si nos esforzamos por hacer las paces unos con otros, nuestro amor mutuo nos guiará.

Sé que te he lastimado en muchas circunstancias, pero sé que estoy haciendo mi mejor esfuerzo. Te pido con todo el amor de mi corazón que me perdones por mis errores.

Pero en algunos momentos lo grito a gritos y veo que ha bajado mucho su respeto y valor por mí, lo cual ha sido motivo de tristeza en mi corazón.

Te pido que puedas ser más comprensivo conmigo, tal como lo fuiste al comienzo de nuestro matrimonio. Sé que no es fácil lidiar con los problemas, pero sé que estoy a tu lado.

Para que así como yo te amo y te valoro con todo mi corazón, tú me puedas valorar el doble.

Me doy cuenta del error en mi juicio y prometo no volver a cometer el mismo error en el futuro. Por favor perdoname. Yo te amo mi esposo."

Carta de una mujer triste a su marido

A mi esposo Marcos,
Sentí la necesidad de decir que el mejor regalo que Dios me dio fue permitirme ser su esposa.

Me haces increíblemente feliz, eres maravilloso de muchas maneras, me amas incondicionalmente y eres simplemente increíble. Agradezco mucho su compromiso, confianza y lealtad.

No hay palabras que puedan expresar lo agradecida que estoy por compartir mi vida contigo, mi amor.

Pero hay algo que me inquieta, que me quita el sueño y la tranquilidad. Mi amor, extraño que me valoren como esposa. Sentirse amado por encima de todo.

Sé que no ha sido fácil lidiar con tus problemas, lo sé mi amor. Pero te pido que vuelvas a ser ese hombre que tanto valoré, respetado por encima de todo. Me haría muy feliz como mujer.

Tienes mi mayor amor y respeto. Cuando Dios nos puso juntos, sabía lo que estaba haciendo. Has sido todo lo que siempre he necesitado y más. Gracias por amarme. Te amo ahora y siempre. amor, maría

CEO y Fundador de Noticiar Moz, le encanta escribir artículos para ayudar a las personas con los problemas cotidianos. Graduado en Informática por el ITC en 2018. Escribe sobre todo y comparte sus conocimientos con el mundo.