Significado de la blasfemia en el mundo de los espíritus

El mundo de los espíritus nos guía sobre las cosas correctas e incorrectas que debemos decir, incluidas las palabrotas.

Usar blasfemias no siempre significa que estamos ofendiendo a una persona, ya que podemos usar las blasfemias simplemente como un hábito común.

Hoy vamos a hablar de lo que mundo espiritual tiene que hablarnos sobre las malas palabras y sus significados ocultos.

Significado de la blasfemia en el mundo de los espíritus

¿Sabías que la forma en que hablamos lleva nuestro propio conjunto de vibraciones espirituales que nos afectan a nosotros y a las personas que nos rodean?

Juramento en el mundo de los espíritus atrae energía angustiosa, es decir, una energía negativa a la vida de la persona🇧🇷 Diferente a decir siempre cosas positivas.

Jura palabras en el mundo de los espíritus significado negativo, trayendo energías negativas a las personas que las dicen y son considerado pecado.

La Biblia menciona varias veces que las blasfemias o las palabras impuras no deben decirse bajo ninguna circunstancia.

Concluimos que no hay conexión con Dios cuando se usa la blasfemia, debido a que el significado de la blasfemia en el mundo de los espíritus está vinculado a defectos como el egoísmo, la actitud crítica, la falta de respeto, la ostentación, etc..

Por lo tanto, se recomienda encarecidamente evitar por completo el uso de blasfemias en cualquier situación, debido a su poder negativo.

Las malas palabras son siempre negativas y dañinas para nuestras vidas. De hecho, esto equivale a abuso verbal, y Jesús tenía algunas cosas importantes que decir acerca de la seriedad de este problema.

En este versículo de la Biblia, Jesús advirtió a todos contra el uso de una palabra específica, que en su época se consideraba una mala palabra.

  • “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano será sujeto a juicio; el que insulte a su hermano estará sujeto al consejo; y quien dice, '¡Necio!' estará sujeto al fuego del infierno.” Mateo 5:22 NVI

Así que estas palabras de este versículo, el acto de decir una mala palabra a una persona es un pecado. Y la persona que hicieron estará sujeta al fuego del infierno.

Jesús no solo habla de jurar que no se debe usar, sino que el apóstol Pablo también habla sobre el lenguaje que los cristianos no deben usar.

  • “Cuidado con tu forma de hablar. No dejéis que nada impuro o inmundo salga de vuestra boca. Di solo lo que ayude, cada palabra un regalo.” Efesios 4:29, MSG.”

Con esto podemos concluir que jurar en el mundo de los espíritus nos aleja de Dios hacia el Grande.

Conclusión

Por ejemplo, algunas personas pueden cambiar la palabra “Dios mío en el cielo”, cuando algo sale mal y terminan diciendo “Qué cojones”.

¿Cuál de estas dos palabras de arriba crees que sería más positivo que se hiciera con frecuencia?

No crees el hábito de maldecir, busca palabras más positivas incluso para situaciones negativas. Cómo, por ejemplo, decir “mi Dios que está en los cielos”, en lugar de decir “Put@ que pariu”

CEO y Fundador de Noticiar Moz, le encanta escribir artículos para ayudar a las personas con los problemas cotidianos. Graduado en Informática por el ITC en 2018. Escribe sobre todo y comparte sus conocimientos con el mundo.